domingo, 8 de julio de 2012

El hombre convertido en luz

El Universo de Quetzalcoatl

Laurette Séjourne
Edit. Fondo de Cultua México

Reseña de la Profra. Marina A. Herrera V.

En la cosmogonía del mundo prehispánico, la figura de Quetzalcoatl representan un sin fin de interpretaciones para las nuevas generaciones de historiadores, arqueólogos y aficionados a la historia de los pueblos que habitaron mesoamérica ante de la Conquista de los españoles. 

La arqueóloga y etnóloga Laurette Séjourne (191125 de mayo de 2003) nos explica en forma clara y precisa la importancia del mito de Quetzalcoatl para los pueblos prehispánicos, este estudio arqueológico dividido en tres capítulos muestra las evidencias de cómo fue adorado este dios por los pueblos indígenas. 


En el capítulo primero nos presenta los documentos escritos que les permiten a los arqueólogos, historiadores y etnólogos reconstruir la imagen de Quetzalcoatl. Como sabemos muchos de estos códices fueron elaborados años después de la conquista, bajo la dirección de los sacerdotes para conocer la religión prehispánica. Es gracias a estos documentos que sabemos que la figura de Quetzalcoatl es una deidad adorada por pueblos mucho más antiguos que los mexicas: Toltecas, Teotihuacanos y Mayas representaron de diversas formas a este dios. 

En el capítulo dos: La simbología de Quetzalcoatl, explica a través de los diversos documentos la evolución que sufrió esta deidad.  Nos indica: "De acuerdo a los jeroglíficos y los textos resulta perfecto por la Serpiente Emplumada- traducción literal de quetzal (pájaro) y coátl (serpiente- es, por su singularidad y profusión el emblema de las antiguas culturas mesoamericanas. El pensamiento religioso de estas culturas estaba plagado de símbolos que para los Tlatolis y tlamatines no era desconocido, pero para quienes iniciamos el estudio del mundo prehispánico si es necesaria esta interpretación. Por ejemplo: El ave (quetzal) simboliza el cielo. Representa los pilares cósmicos. El águila representa el sol, el colibrí representa tanto al astro como en su nacimiento como el alma que se eleva de la tierra. (p. 23)

A lo largo de este capítulo explica e ilustra cada uno de los elementos que hace de Quetzalcoatl una figura fascinante: Existen mitos que hablan de que Quetzalcoatl fue un ser humano, un gobernante sabio de la ciudad de Tula ( el lugar de los Grandes Artistas), pero que al embriagarse y abusar de Xochipétlat, decide hacer penitencia. Decide abandonar su adorado reino de Tula y encendiendo una hoguera se lanza a ella. Se elevará al cielo transformado en el planeta Venus. Esta transformación tendrá lugar después de una visita al Señor del mundo Subterráneo, al que le arrancará los restos de sus padres (p. 14)

La aventuras de Quetzalcoatl como el hombre convertido en luz llena el mundo mítico de los pueblo prehispánicos con símbolos que serán representados en sus construcciones, pinturas, objetos rituales y con el paso de los años se convertirá en una filosofía. Quetzalcoatl busca la transformación del corazón humano. 

En el capítulo tres, nos explicará como esta figura  impacta en la religión, en las grandes construcciones: Tula, Teotihuacan, Tulum y Mexico-Tenochtitlan y en la consolidación de una sociedad indígena que llegó a su fin con la Conquista Española. 

Un texto muy interesante para quienes tengan la inquietud de conocer más sobre las raíces indígenas y sobre todo su cosmovisión que en su momento no fue comprendida, pero que actualmente debe ser reinterpretada por las nuevas generaciones de historiadores, arqueólogos y seguidores de la historia de México y Mesoamérica. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada